martes, 9 de noviembre de 2010

Mudanza.


Sabíamos que iba a ser difícil

Pero no tanto.

En total desacuerdo con los cambios bruscos, aquí está la más temerosa. Quien luego de 15 años no quiere dejar su casa, su hogar, un ser importante en su vida. Yo deje mi niñez por ella, con toda la voluntad que alguien de tan solo 6 años podría tener. Sin obligación. Y no es que ahora todo ese afecto haya dejado de existir, es solo que ahora le toca a ella.

Dejar su pasado, no debe ser tan complicado pensé.

Luego de un par de lágrimas comprendí que tras más de 50 años, ni mil argumentos bien fundamentados me brindarían la felicidad completa.

Espero estar equivocada.

Porque la necesito como mis pulmones necesitan aire, sin el dejan de funcionar.

Por favor que esta pesadilla que está a punto de iniciar. Sea para bien y no para mal.


Aun no me voy y ya

Te extraño a morir.

Pensarlo una vez más

Ni qué decir.

4 comentarios:

Juaneca dijo...

Convenciendo a la abuelita? MUCHA SUERTE. de todas maneras la verás katy :) los cambios siempre suelen ser para para bien

Omar dijo...

Uuufff.. 50 años no es poco, asi que a darle con corazon.. a los cambios.
Saludooos..!

Javier dijo...

las mudanzas no son una cosa fácil

t2o dijo...

Pero es mejor mudarnos de casa material a mudarnos de la esencia de la misma.