miércoles, 6 de octubre de 2010

Tolerancia.


A millones de kilometros de casa.

Es ahi donde aprendemos las cosas que nunca quisimos atender o practicar y donde aprendemos a valorar todo lo que la vida nos da.

Cuando estas lejos de tu familia en lo unico que piensas es que estaran haciendo ellos mientras tu estas aqui a dos horas de diferencia durmiendo en una clase de quimica en portugues donde tu unica opcion es esta.

Cuando la palabra amistad cobra un significado aun mas fuerte, y eso que no pensaste que las cosas podian mejorar.

Cuando tolerancia se convierte en tu huesped estable en estos doce dias en Brasil (como tu compañera de cuarto)y la felicidad recorre tus venas a mil por hora al saber que encontraste a una nueva amiga , con la que tienes mucho en comun aunque sus culturas sean muy diferentes.

Y asi es la vida , y siempre lo sera,a veces te dara oportunidades que debes saber aprovechar. Y te traera sorpresas en un paquete completo , de todo o nada.

Eso incluye pequeñas molestias que afortunadamente sabras manejar y que seran recompensadas con muchos pequeños que alegraran tus mañanas y entretendran tus tardes y un par de buenos padres que “adoptaran” tus costumbres y las haran partes de ellos.

Diria que esto aun empieza pero ya esta por terminar

Y aunque extraño a mi familia , no voy a negar que la estoy pasando muy bien.

Ate logo gurias.

2 comentarios:

Favio dijo...

Porto Alegre
ojalá el nombre sea premonitorio y usted nos dedique una sonrisa =)
nunca te rindas! y creeme, ellos tmb te extrañan (al igual q nosotros)

De poesia y otras cosas más dijo...

una de las mejores experiencias en la vida , que nos dan , como bien, lo dices tolerancia, paciencia comprension hacia los demás