viernes, 24 de septiembre de 2010

Bienvenido Don Diablo.


Que por tu risa y belleza siento una adicción.

Nunca tanto.

Como dicen, es raro. Pero estas cosas no tienen límites, ni consciencia. Las palabras pueden confundirse, malinterpretarse. Cariño.

No sé que tanto tiene que desordena mi cabeza, mi vida, mi mundo, mi corazón.

No es amor.

Pero Aun no descubro que es, si tiene nombre, si lo conozco bien.

Parece que el diablo apareció.

Por ahora bailemos

Sin mover los pies

Y no repitamos lo de ayer.


4 comentarios:

Clauu (= dijo...

No juegues con el diablo (8)
jajajajaj tu y tus novedades katy.
Te adorooo, me encanta ah ;)

Troba dijo...

Si no sabes el nombre, lo puedes inventar.

Javier dijo...

que se repita

Donde acaba la cabeza y empieza el corazón. dijo...

http://stanochequedate.blogspot.com/

Nuevo blog :)