viernes, 9 de marzo de 2012

Sin Marcha Atrás.


A 3 días de una nueva historia.

Hace 11 años se empezó a escribir una historia, y no me refiero a la creación de este blog. Si no a la etapa escolar una que si bien aún siento muy cerca debo aprender a dejar atrás sin olvidarla.

Ayer al caminar por los pasadizos de la PUCP añore ese calor que la familia América y la Dosmilonce me brindaron por tanto tiempo, fue extraño mirar alrededor y no ver caras conocidas, y fue duro entender que a esta historia llegaran nuevos personajes.

Luego de esta pequeña reflexión en mi cabeza debo informarles que la Srta. Nostalgia volvió quizás porque siente que está creciendo y aunque tiene mucha curiosidad por saber que le tiene preparado esta nueva carrera…tiene miedo. Miedo a perder lo que hasta ahora ha conseguido y a no alcanzar todo lo que se proponga.

Es difícil comprender que comenzar la universidad, no significa decirle adiós a las amistades que hiciste en el colegio, mas aun cuando muchas personas te desalientan, todavía peor cuando eres testigo del rompimiento de algunas.

Hoy no quiero escuchar que lo de otras personas no se repetirá en mí, hoy necesito sentirlo. Y para eso los te extraño y demás palabras deberán convertirse en acciones.

Ay pero si yo amo los retos

…Pero odias los cambios.


1 comentario:

* El tropicólogo * dijo...

Hola!

Pasé por eso hace algunos años. Al principio parece difícil (los primeros días). Ves a la gente callada, sin saber a quién hablar o cómo empezar la conversación (excepto los que se conocen de pre o cole). Pero cuando menos te das cuenta, surge un tema, muchas veces en apariencia superficial, y algunos años después te das cuenta que esa persona está entre tus mejores amigos.

Conservar amigos del colegio es difícil, porque cada quien tomará rumbos distintos (a menos que sigan la misma carrera), se integrarán a distintos campos laborales, tendrán distintas expectativas y distintos grupos sociales, etc. Yo solo he conservado dos amigos del colegio, y uno de ellos es un gran amigo. A mis otros amigos cercanos los conocí en mi primera universidad y ellos ya no son grandes amigos, son casi hermanos. No temas, en la universidad conoces la vida en su integridad, no te deshaces de una parte de ella :)

Un abrazo y éxitos en la PUCP :)