martes, 10 de agosto de 2010

Se siente bien.

Llegas repentinamente con el viento de lo que queda del invierno.

Tras la oscuridad de tus manos ante mis ojos, solo intente recordar tu silueta la de aquel verano en el que te conocí y de el ultimo abril en el que te vi.

Tú y tus acciones inesperadas, han puesto mi Agosto de cabeza.

Yo y mis silencios inexplicables, que no hacen más que dan razones inaceptables.


Si que se siente bien… volverte a verte. Otra vez.


1 comentario:

Juaneca Lucía dijo...

ai , debi leer este post el año pasado. me hubiera servido de mucho katty x) un besirou