miércoles, 17 de marzo de 2010

No es la indicada.


Felicidad mía.

Perdición suya.

Ella es mi confidente, mi compañera. Vivíamos la misma situación hasta que a mi vida llego la calma y las cosas no solo comenzaron a cambiar para bien si no parece que mejor.

Mi vida, mi caja de sorpresas, me está obsequiando muy buenas sorpresas. Unas que aceleran el corazón, otras que de la emoción lo detiene un milisegundo.

Uno no sabe lo que se siente hasta que lo vive.

Y yo la comprendo a la perfección.

No me gusta el rencor y por eso evito sentirlo. Tampoco en el carma pero tengo cierta creencia en que todo lo malo que haces de acuerdo al grado de intensidad te regresa. Si tú le deseas mal a una persona esto te sucederá a ti.

En este caso ella NO merece lo que le está sucediendo. Ella merece ser la adolescente feliz que siempre tenía unas palabras de aliento para mí. Sin embargo ahora su lugar me pertenece a mí.

No tomes decisiones apresuradas, si no date un respiro y toma las cosas con calma.

Te prometo que esas palabras que tú me dabas para continuar

A mí jamás se me extinguirán.


5 comentarios:

Favio dijo...

Las pruebas difíciles le tocan a las personas especiales, porque sólo ellas tienen la fuerza de soportarlas
ánimo!!

=)

Javier dijo...

pues siempre hay pruebas que afrontar... simplemente hay que saber cómo pasarla!

Anël dijo...

Esas pruebas, las más difíciles son las que te enseñan que la vida es mejor, las que te impulsan a continuar y saber que al final siempre hay un rayo de sol, aunque a veces los obstaculos son grandes y enmascaran a la esperanza, lo bueno es que no estamos solos y siempre hay alguien a nuestro lado.

Kiss
CiaO!

Clauu (= dijo...

Es genial tener una amiga como tú ;)
en especial porque puedes darle todo tu apoyo a esa persona sin que ella te lo pida! eso es lo maravilloso de la amistad =)
y es así como se forja una GRAN amistad, por la experiencia
un beso, me encantaaa =)!

De poesia y otras cosas más dijo...

al parecer nada es casualidad todo es causalidad , en todo hay un porque ...
y las desiciones que tomamos , aunque a veces nos parezcan equivocdas , no lo son