martes, 2 de febrero de 2010

Su inesperada aparición.


Era una tarde de verano, dos días después del cumple años de mi prima, en el que nos hallábamos caminando por las calles de Surco acompañadas por el sol. El apareció con una bicicleta y bajo a saludarnos, entre una personalidad intrigante y una cabellera envuelta en pequeños rulos, fue nuestro primer encuentro. Pasamos quizás unos 15 minutos hablando y luego con “un placer conocerte, nos vemos” se despidió.

Esa misma noche se apodero de mi sueño su serio carácter y mi hiperactiva eran los protagonistas de una historia que ni siquiera había empezado.

Me encantaba robarle sonrisas y a el arrebatarme suspiros a su manera. Hizo mi hobby favorito contar ovejas antes de dormir y yo le pegue mi adicción por teléfono.

El amor es así imprevisto no sabes si te llegara caminando, en carro, o en bici.

Lo único que tú puedes controlar es si le permites la entrada o no en ese caso yo lo hice. Y no me arrepiento.

Su vida de adulto hacia buen contraste con la mía. Mis risas y juegos animaban la suya. Todo iba bien hasta que la magia se acabo, la distancia se hizo presente y al igual como casi todo lo bueno que me había pasado ese año lo arruino.

¿Saben? Lo que más odio de los finales no tan felices es que uno pierde la conexión con alguien que en algún momento fue alguien muy importante en su vida, y que probablemente antes haya sido un buen amigo suyo hasta casi el mejor. Y este caso no fue la excepción.

Creo que luego de dos semanas sin noticias de el decidí eliminarlo de la agenda de mi celular, borrarlo por completo de mi pensamientos y todo lo demás en donde se encontraba. El colegio me tenía muy ocupada así que el dejar de pensar en el no fue un grave problema.

Ayer al colgar el teléfono típicamente como cada noche después de una larga conversación con una de mis amigas, sonó mi celular y sin prisa alguna conteste. No conocía el número.

-¿Alo?

-Si Ola Katy .

-¿Quien habla?

-Soy yo .

Ay amor ,este corazón ¿nunca se cansa ?

6 comentarios:

Favio dijo...

y es que el destino nunca da descanso señorita, vaya afrontadolo, lo que tiene que suceder, sucede


:)

Clauu (= dijo...

¿Es en serio, o producto de mi imaginación?

Mañana te cobraré eso que aún no me cuentas.
Que linda "experiencia" hecha texto. Que lindo detalle de su parte...

Un beso, preciosa. Que la vida te siga sorprendiendo de formas inexplicables (:

Sofii dijo...

Es mejor no pensar,
Lo que tiene que suceder, tarde o temprano sucederá.

Osos de colores(L).

Maxwell Walt dijo...

No hay que eliminar las energías del corazón, simplemente!... transformarlas. Y es porque no sabemos cuando van a renovarse por sí solas; hay que estar preparados para el cambio.
Me gusto esa odisea!
Beso enorme, Katy :)
Max.

Marcia dijo...

Las cosas aparecen cuando menos te lo esperas; por eso hay que disfrutarlas en el momento en que se desenvuelven. Y ¿Quién sabe? quizás podamos encontrar la continuación a esta linda historia más adelante :)

Te digo que escribes hermoso y que no lo dejes nunca, ya que es un gran talento que no puedes desperdiciar :)

peiperBlog dijo...

yo quiero qe mi amor llegue en bicicleta tmb
amo las bicicletas mal pdo /LLL