miércoles, 14 de enero de 2009

Un sueño


Tu rostro lo decía todo
Tù tenías que marcharte
Esto había terminado
Y los dos lo teníamos muy en claro.

Cuando desapareciste el dolor hacia su aparición y simplemente hallaba huellas de desamor.

Decidí dejar mi corazón en blanco

Para pensar en


Qué papel escogerias interpretar la siguiente noche.




1 comentario:

kev dijo...

para pensar en como desaparecer esta identidad, no recordar nada, y vivir otra vida.

bueno el post he! saludos!